Con más de 12 años de media, España cuenta con uno de los parques automovilísticos más antiguos de Europa.

Según una encuesta realizada recientemente en Autocasión, entre el 15 y el 20% de los consumidores están posponiendo su compra por la incertidumbre regulatoria.

En este sentido, Frédéric Cantaert, director comercial del portal de motor de Vocento, ha señalado, en el “Foro del Vehículo de Ocasión” organizado por ABC, que la gente necesita tranquilidad y un marco legal claro y espera que “llegue de una vez por todas después de este maratón electoral”.

Aunque el mercado de VO no ha experimentado el mismo retroceso que las matriculaciones de vehículos nuevos, que llevan nueve meses de caídas consecutivas, las ventas entre particulares y de coches demasiado viejos siguen siendo más elevadas de lo deseable.

Por esta razón, es necesario que las autoridades apoyen la compra de coches usados jóvenes (de tres años o menos) con ventajas fiscales y planes de achatarramiento que incluyan a este tipo de vehículos.

3 claves por las que se debería apoyar el mercado de VO

1.- España tiene uno de los parques automovilísticos más avejentados de Europa. Si se estimulara la compra de usados jóvenes, se ayudaría a rejuvenecer en gran medida la edad del parque.

2.- Los vehículos de tres años o menos cuentan con los últimos sistemas de seguridad y asistencia a la conducción, que suponen, sin duda alguna, una gran ayuda a la hora de reducir o limitar el número de siniestros en las carreteras.

3.- Este tipo de vehículos cuentan con motores que han superado las últimas normativas de emisiones de la Unión Europea, siendo, por tanto, más respetuosos con el medio ambiente y contribuyendo a mejorar la calidad del aire en las grandes ciudades.