El sector del automóvil es un sector en constante cambio. Existen muchas tendencias que modificarán el escenario actual, tales como los futuros motores de combustión interna, la electrificación, el uso de nuevos materiales, la producción personalizada, la conectividad o la automatización.

Pero además, estamos asistiendo a importantes cambios sociales que no debemos perder de vista, por ejemplo, en relación con las nuevas generaciones, la actitud de los “millenials” ante el coche y los cambios de hábito de la sociedad en su conjunto: el uso frente a la propiedad del vehículo, las oportunidades que proporciona la conectividad con la entrada del E-Call este año y las inmensas posibilidades de negocio que proporcionan los datos que genera el vehículo.

Todas estas tendencias afectarán, como es evidente, al Mercado de la Posventa.

En España, se calcula que todo este engranaje formado por fabricantes de piezas y componentes que operan en el mercado de recambios, distribución y talleres facturan aproximadamente 40.000 millones de euros y da empleo directamente a más de 350.000 personas. Estas cifras tan positivas demuestran su relevante contribución a la economía y sociedad española.

SERNAUTO tuvo la oportunidad de conocer de primera mano el informe publicado por la consultora McKinsey, encargado por CLEPA, nuestra Asociación Europea de Proveedores, sobre cómo está cambiando el mercado del aftermarket a nivel europeo. En este sentido, me gustaría compartir las seis tendencias disruptivas que plantea:

La concentración de empresas distribuidoras de recambios, tal y como ha ocurrido en Estados Unidos y en algunos países europeos.

Expansión de las actividades de posventa de los constructores de vehículos hacia el mercado independiente. El mercado se presenta complejo para todos y los fabricantes de vehículos también desarrollarán toda una serie de acciones relacionadas con el servicio y la reparación que hay que tener muy en cuenta.

Según las conclusiones, una de las tendencias clave a las que se enfrenta el mercado del recambio es el proceso de digitalización de la venta de recambios dentro del sector y el crecimiento en el medio y largo plazo del comercio digital, donde se estima que puede llegar a alcanzar en 2030 hasta el 30% del total del mercado del recambio.

El acceso a los datos generados por el vehículo constituye un pilar fundamental para afrontar el futuro con garantías. Expertos consideran que los datos se están convirtiendo en la nueva materia prima que otorgará valor y oportunidades de negocio a las empresas que la posean y sepan manejarla.

La influencia creciente de intermediarios que usan la experiencia digital de sus clientes para asegurarse negocio en la posventa. Entrarán en el mercado nuevos competidores en el aftermarket que, con el conocimiento que poseen del cliente, podrían alterar el mercado tal y como lo conocemos hoy. 

Por último, una mayor transparencia en precios y diversidad de oferta, como consecuencia de la digitalización del sector, se facilitará la accesibilidad a la información.

Lo que es evidente es que nuestro sector deberá evolucionar rápidamente, y afrontar los cambios tecnológicos y formativos necesarios para poder aprovechar todas las oportunidades. Conscientes de ello, los proveedores de recambios invierten más del 4% de su facturación en I+D+i con el objetivo de continuar a la vanguardia tecnológica.

Va a hacer falta asimismo mucho talento innovador en la posventa; muchas personas con disposición, capacidad y habilidades para conjurar la incertidumbre.

No hay duda de que estamos ante un “cambio de era” y la digitalización es una oportunidad que debemos aprovechar.

 

Cristina San Martín, Directora de Coordinación, Proyectos y Servicios de SERNAUTO