El sector del transporte terrestre es el que ha recibido un mayor volumen de inversión nueva por la fórmula de financiación de leasing entre las distintas actividades empresariales en España durante el primer semestre de 2018, según las cifras de que disponemos en la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR). En concreto, hasta julio de este año, el transporte terrestre ha concentrado el 26% del total del arrendamiento financiero contratado en nuestro país -algo más de 1 de cada 4 euros nuevos invertidos-, lo que representa una significativa mejora respecto al 23% de un año antes.

Como se ve, el sector del transporte –y los transportistas profesionales, en particular- conoce bien, y cada vez más, las ventajas de comprar vehículos mediante leasing. Además de acceder casi en tiempo real a los últimos avances tecnológicos de los vehículos, el transportista sabe que obtiene un ahorro fiscal al poder fraccionar el IVA en tantos plazos como cuotas tenga que abonar mediante el contrato de leasing, y, además, puede incorporar el bien financiado a su balance, de modo que este gana tamaño y solvencia al sumar el activo financiado a todos los demás. De modo que es  indudable que el leasing es una herramienta de gestión empresarial de primer orden.

*Por Manuel García, secretario de la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR)