El futuro de las campañas digitales está en el Big Data. Ofrecer el contenido adecuado al cliente según en qué fase de la compra esté basándonos en su comportamiento.

Con toda la información de navegación que se recoge de los usuarios podemos hacer una publicidad menos intrusiva y con mejor expectativa de llegar a nuestro objetivo.

Sabemos que un usuario antes de tomar la decisión de compra pasa, principalmente, por tres fases:

  • Concienciación de una necesidad a cubrir.
  • Investigación/consideración de opciones para cubrir esa necesidad.
  • Decisión / adquisición.

Con la publicidad programática podemos mostrar  al usuario el contenido adecuado en cada una de las fases. Todo esto en tiempo real. Para ello es necesario la utilización de una herramienta con la que definir las audiencias, elegir el medio y  la estrategia  de  la publicación.

¿Por qué empezar con la publicidad programática?

Porque con la publicidad programática vamos a impactar a la audiencia objetivo en los espacios adecuados y en el momento adecuado,  pues la impresión de los  anuncios se basará en su actividad, que obtenemos a partir del Big Data.

Ventajas de la publicidad programática

Impactamos sólo a una de audiencia que ha sido identificada como público objetivo en el momento adecuado.

Información de toda la fase de compra del usuario. Con ella se podrán ejecutar campañas más efectivas.

Uso del marketing contextual. Creación de diferentes contenidos visuales para mostrarlos al usuario dependiendo de en qué fase de la compra esté y en el medio on line adecuado.

Retargeting. Impactamos a usuarios con un interés real en el producto/servicio, basado en sus datos de navegación.

Mejora continua. Dada la información que se recoge el usuario  está en continua mejora por el conocimiento adquirido.

Así funciona la publicidad programática

Podemos resumir el funcionamiento de la publicidad programática en  6 pasos:

Identificar al cliente objetivo.

Para los siguientes pasos necesitas una herramienta de programática. Que trabaje en tiempo real.

Elección de audiencia a través de la herramienta.

Definición de la inversión para cada fase de la campaña, creación de la estrategia (puja, precio fijo, estrategia,…).

Diseño de las creatividades, tantas como se definan en la estrategia.

Elección del medio en el que se mostrarán los anuncios a nuestra audiencia.

 Optimización de las campañas con programática. Con Google Campaign Manager y todas las herramientas de las que dispone para la gestión de la publicidad programática, se publicarán las campañas basándose en lo que se ha definido en los puntos anteriores y los datos del momento de la audiencia.

¿Vas a seguir haciendo publicidad tradicional on line? Prueba la publicidad programática. Tu cliente está aquí y ahora. Pregúntanos.