Hace algún tiempo podríamos haber asegurado que poner a la venta  un vehículo con un precio inferior al de los competidores sería suficiente para conseguir ventas, pero… ¿eso es así hoy en día?  

Los clientes, sus gustos y “exigencias” cambian; por ello, se hace necesario analizar qué es lo que más valoran a la hora de comprar un vehículo. En el mercado de ocasión, el precio siempre ha sido un elemento muy relevante de su análisis para decantarse por una u otra opción, pero… ese criterio está cambiando.  

Existen tendencias que indican que los potenciales compradores de vehículos valoran mucho la atención recibida por el establecimiento vendedor, es decir, desean una experiencia de compra satisfactoria. Esto es algo ya muy claro en el sector de VN, en el que se da poca diferenciación de producto entre unos concesionarios y otros, por lo que la atención al cliente y la pronta disponibilidad del vehículo son los criterios principales (así lo demuestra un estudio de Autocasión realizado entre 5.000 usuarios de su portal web).

En el campo de los vehículos de ocasión, la atención al cliente resulta igualmente esencial para asegurar la venta: “Cuando te compras un coche de segunda mano, para ti es ‘tu nuevo coche’, te hace una ilusión tremenda y quieres que  todo el proceso sea perfecto”.

 Los clientes ahora buscan experiencias, pero experiencias positivas. Como afirma Nicolás Cantaert, director general de Autocasión, “Seguimos teniendo datos que indican que alrededor de un 21% de los contactos generados por los canales online no son nunca atendidos. El reto actual está, claramente, en ofrecer la experiencia de compra perfecta”.