La transparencia es ya una exigencia de los ciudadanos, y no solo en los asuntos sociales o políticos. Los compradores de vehículos de ocasión también se decantan por aquellos vendedores que ofrecen condiciones y servicios transparentes y claros, sin letra pequeña.

Tenemos que ser claros: una parte de los compradores de coches de ocasión aún desconfía del sector. Quizás de una manera irracional y con escasa base real, pero, como la autocrítica siempre es positiva, habría que reconocer que hay ciertos motivos que llevan a esos compradores a tener prejuicios. ¿Cuál es la causa de esa desconfianza? Pues algo tan fácil de solucionar como la falta de transparencia que históricamente ha lastrado al mercado del vehículo de ocasión en nuestro país.

No es que el mercado de VO sea completamente opaco; de hecho, ya hace tiempo que existen –y se utilizan- diferentes herramientas para garantizar las condiciones de compra de los vehículos de segunda mano, como hacer públicas las fichas técnicas y de equipamiento que proporciona la base de datos Eurotax o certificar los kilómetros reales del coche y ofrecer al usuario el historial de la vida de ese vehículo proporcionando los informes de Carfax.

Sin embargo, hay que ir más allá. Es hora de ofrecer claridad en todo el proceso y permitir que el usuario valore los conocimientos del comercial, la calidad de las instalaciones, la claridad en la información de las condiciones de financiación… Porque, cada vez más, el  comprador decide no solo por el producto que adquiere, sino también por la experiencia completa de la compra que otros usuarios han tenido.

“Es una tendencia clara e imparable -comenta Nicolás Cantaert, director general de Autocasión- que ya está plenamente implantada en otros sectores, como los hoteles o los restaurantes, por ejemplo, pero que en nuestro sector aún está empezando”. El portal de motor de Vocento ya está trabajando en este sentido: “Queremos que nuestros usuarios nos valoren como plataforma de búsqueda de coches, que nos digan si es fácil o no encontrar el vehículo que les interesa, si la información que publicamos en los anuncios (las fotos, los datos, las descripciones, etc) está claramente explicada, si nuestra web es rápida, si la publicidad no es intrusiva… Queremos aplicar la transparencia empezando por nosotros mismos. Ya estamos trabajando en ello”.