Tomás López, Marketing and Iberia Aftersales Senior Director de GT Motive, analiza algunos de los puntos clave del concepto más utilizado en los últimos meses: tendencias, beneficios, herramientas…

“La digitalización del taller no se justifica si no es para que el taller aumente su eficiencia y rentabilidad”. Así de claro lo tiene Tomás López, de la compañía de desarrollo de soluciones de valoración y gestión de siniestros GT Motive. López añade además que “el taller, gracias a la digitalización de sus procesos, debe conseguir el consiguiente ahorro de recursos y mejorar la experiencia de sus clientes”.

A pesar de los beneficios que puede aportar la digitalización, solo un 25% de los talleres cuenta con herramientas de valoración y realización de presupuestos. Diversos estudios señalan los beneficios a medio y largo plazo de  dar el salto digital, cifrándolos en un incremento de la rentabilidad del 20% y de la eficiencia de hasta el 36%.

Existen ya -y otras se están desarrollando- nuevas tecnologías que incidirán en el sector de la posventa de automoción: realidad aumentada, economía “gig” y compartida, vehículos autónomos y “sensorizados” o inteligencia artificial, algo que para el director senior de GT Motive incrementa la importancia de la adaptación del taller a las nuevas tecnologías para crecer y evitar el riesgo de desaparecer en un mundo donde el cliente es cada vez más digital.

En cuanto a las oportunidades que ofrece la digitalización, Tomás López afirma que “todas las partes del proceso de gestión de un siniestro se benefician: recepción activa, diagnosis de la avería, planificación de la reparación, gestión del recambio, proceso de reparación en comunicación con la compañía de seguros o de renting, facturación y satisfacción del cliente”.

Para cubrir estas necesidades de la posventa, GT Motive ha desarrollado un ecosistema de soluciones que se comunican entre sí para hacer la vida más fácil al taller: GT Estimate, GT Motive Mitchell Connect y GT Motive MarketPlace.

La responsabilidad de proveedores de soluciones tecnológicas como GT Motive es ayudar a los talleres a lograr la máxima eficiencia de sus procesos, incluidos los que tienen que ver con la relación con el cliente.

Tomás López recuerda que GT Motive aporta a los talleres la tecnología que les permite obtener un mayor rendimiento y  ahorrar tiempo en sus reparaciones.