En el mundo hiperconectado que vivimos, estamos siendo testigos de unas altísimas tasas de crecimiento en vehículos conectados de dos ruedas, como motocicletas y bicicletas. Teniendo en cuenta la presión que ejerce la congestión del tráfico y el predominio de los vehículos de dos ruedas en algunas de las economías más desarrolladas, las motocicletas, los scooters y las bicicletas tendrán un papel fundamental en la configuración del transporte. Este es solo un ejemplo de por qué fabricantes y proveedores de servicios deben desarrollar cuidadosamente sus estrategias para dar respuesta a estas necesidades.

En este sentido Vodafone Automotive y Yamaha han dado el primer paso de esta transformación, lanzando el pasado 4 de abril el primer scooter conectado.

Las nuevas Yamaha TMAX SX y DX, incluyen “My TMAX Connect” de serie, un servicio de acceso remoto a través de una aplicación móvil, con protección anti robo gracias al servicio de localización y recuperación de vehículos robados de Vodafone Automotive, que utiliza una red de centros operativos de seguridad con alertas 24 horas, que también actúan como enlace con la policía para la recuperación de vehículos robados en toda Europa. Además, la aplicación permite recibir alertas cuando la batería está baja o activar el claxon y los intermitentes.