“Una visión de futuro del V.O. y la Posventa para profesionales y empresarios orientados a garantizar la viabilidad de sus negocios en un entorno de máxima incertidumbre”.

 

¿Existe una visión de futuro sobre el sector del automóvil que nos permita superar las muchas incertidumbres que dificultan hoy día la toma de decisiones en las empresas que venden o mantienen vehículos? Tal fue la reflexión, el sentir y parecer general de los participantes en el Desayuno de Contenidos del Foro V.O. y Posventa: el sector y la sociedad en su conjunto están sometidos a una dinámica de cambios, fundamentalmente tecnológicos, pero con derivadas de tipo legal, fiscal o medioambiental, que generan muchas incertidumbres entre los profesionales y empresarios del sector.

 

Hubo voces que señalaron la pertinencia de abordar en el próximo Foro cuestiones de candente actualidad: la persistencia de malas prácticas en algunos ámbitos del V.O.; la bondad de la información y trazabilidad de los vehículos; o la necesidad de mejorar la calidad de la producción de vehículos de V.O. que se ponen en el mercado.

 

En ese contexto de reflexión sobre el futuro del sector, los participantes en el Desayuno de Contenidos del Foro V.O. y Posventa avanzaron ideas acerca de los elementos fundamentales que configurarán el mercado del automóvil a medio y largo plazo. Hubo, con todo, un unánime consenso acerca de que nos encontramos en un momento de la evolución del sector donde existen muchas dudas, mucha incertidumbre acerca de la consolidación de las tendencias que apuntan por el horizonte. 

 

 ¿Qué nuevas tecnologías para la propulsión de vehículos impondrán finalmente su hegemonía? ¿Cuándo sucederá? ¿Qué nuevos modelos de uso y disfrute del vehículo compartido saldrán adelante? ¿Depende su consolidación únicamente de la creación de nuevos marcos legales o también de que un número significativo de conductores renuncien al uso en propiedad del vehículo? ¿Cómo será el parque de vehículos en el medio plazo? ¿Se popularizarán los híbridos y eléctricos o sólo se generalizarán en zonas urbanas donde exista una doble presión sobre los de combustión fósil por los incentivos fiscales a las tecnologías verdes y las medidas anticontaminación restrictivas del tráfico de los vehículos convencionales?  ¿Qué papel tienen tanto el regulador como las administraciones públicas a la hora de incentivar la transformación del parque de vehículos? ¿Estamos hablando sólo de tecnologías del automóvil o también de infraestructuras del Estado? ¿Qué efectos tendrá un parque de vehículos electrificado, conectado y autónomo sobre los mercados del V.O. y de la Posventa? ¿Sobre agentes tan importantes como las aseguradoras, por ejemplo? ¿Están los profesionales de ambos subsectores preparados para vender y mantener y reparar esos vehículos? Fueron algunas de las preguntas formuladas.

 

Finalizó la reunión con un cierto consenso en torno a la idea de aprovechar el Foro del V.O. y de la Posventa para despejar algunas dudas a los profesionales y empresarios asistentes sobre las tendencias y fenómenos que parecen anticipar el sector del automóvil del mañana, animándoles a trabajar la rentabilidad presente de sus negocios con una idea también de futuro, con una visión de futuro.