El mercado de VO es cuestión de edades, a más juventud más valor y los seminuevos se están revalorizando. Sin embargo, la realidad muestra que los coches más viejos copan las ventas.

 

El auge de los seminuevos provoca que se hayan revalorizado 14 puntos desde 2012. En concreto, un coche con estas edades se depreciaba por aquel entonces un 35% y ahora “sólo” un 21%.

 

Sin embargo, si observamos la evolución del mercado de ocasión en la última década, los cambios son mucho más profundos. Así, en 2007, el 43% de las ventas de usados eran coches de hasta cinco años, pero ahora son el 24%. En cambio, los que superan la década de antigüedad son actualmente los que copan las ventas, un 56%.

 

Lo cierto es que los seminuevos compiten contra una cantidad ingente de coches de más diez años más económicos, que para 2021 serán muchos más, casi dos terceras partes del parque.

 

La solución ante el envejecimiento de la oferta de usados (y del parque) podría estar en los coches de seis a diez años, pero son cada vez menos y para 2021 apenas serán el 15% del parque. Para solventar este problema es necesario aumentar las importaciones de estos vehículos.

 

Según la responsable de AUTOonline de Solera España, Elena Ballesteros, “esta falta de stock de coches de seis a diez años tiene un impacto en su precio. El reto es que logren mantener el atractivo para el bolsillo del comprador, pues su valor es un 59% menos de media que cuando se matricularon, pero su escasez provocará que se revaloricen. Esto hará que a priori sean menos atractivos respecto a los coches mileuristas, que son los más numerosos en nuestras carreteras”.