En bastantes ocasiones, nos suelen consultar sobre la viabilidad de realizar contratos de leasing sobre vehículos usados, y la respuesta no puede ser otra que sí se pueden hacer “en igualdad de condiciones que los contratos sobre vehículos nuevos”.

Se dan muchos comentarios también sobre los beneficios fiscales que atribuye a este régimen especial de financiación el Impuesto de Sociedades. A nuestro juicio, la interpretación finalista de la norma debería llevar a considerar que el límite a la deducibilidad del principal de las cuotas satisfechas debe ascender al duplo (triple en el caso de PYMES) del porcentaje máximo de amortización que corresponda al bien, según las tablas oficialmente aprobadas multiplicado por dos (es decir, cuatro, o seis para el caso de PYMES).

Eso sí, tendrá la consideración de gasto fiscalmente deducible la parte de cuota de arrendamiento financiero satisfecha correspondiente a la recuperación del coste del bien “con el límite del importe que resulte de aplicar al coste del bien el duplo del coeficiente de amortización lineal según las tablas de amortización oficialmente aprobadas” (Consulta DGT 15 de junio de 1998 y Resolución del TEAC de 15 de marzo de 2007).

Por otra parte, la DGT, en sus Resoluciones de 4 de septiembre de 2002 y 13 de septiembre de 2004, relativas a la adquisición de bienes usados mediante un contrato de arrendamiento financiero, ha concluido, a este respecto, que la parte de la cuota correspondiente al coste de recuperación de los bienes adquiridos en arrendamiento financiero fiscalmente deducible no se calcula teniendo en cuenta la amortización de los bienes usados regulada en el reglamento del IS, ya que los coeficientes de amortización lineal según tablas oficialmente aprobadas no se ven alterados por que los bienes adquiridos sean usados.

 

Haciendas Forales

Las normas forales del Impuesto sobre Sociedades vigentes en las tres Diputaciones Forales del País Vasco establecen la compatibilidad del régimen especial del leasing con los especiales sistemas de amortización establecidos para activos usados.

Por otro lado, en Navarra, la Ley Foral del Impuesto sobre Sociedades está, en este punto, redactada en términos similares a la Ley vigente en territorio común.  Son por tanto plenamente aplicables los comentarios realizados previamente.