Cada día, coches con costosos o incluso peligrosos problemas ocultos son comercializados en España. CARFAX pone a disposición del consumidor el informe de vehículo CARFAX para protegerlo de hacer una inversión inadecuada o de tomar una decisión financiera riesgosa.

La base de datos de CARFAX incluye información necesaria para todos aquellos interesados en comercializar, evaluar o financiar coches de ocasión con el fin de determinar el valor correcto en el mercado y reducir el riesgo en su inversión.

Gracias al informe CARFAX usted puede con tan sólo un vistazo, comprobar si un vehículo tiene cargas financieras y/o administrativas, incidencias en el impuesto municipal y de circulación, si el vehículo es apto o no para circular, si ha pasado las revisiones necesarias o el número de propietarios que ha tenido, entre otros aspectos importantes de un coche.

Más de 7 millones de coches de ocasión en España contienen factores de riesgo

Más del 30% de los vehículos registrados en tráfico en España están implicados en algún “factor de riesgo” según la clasificación de CARFAX. CARFAX define un “factor de riesgo” como un parámetro que puede influir en el valor del coche y que posiblemente puede afectar la seguridad vial.

Cada informe CARFAX comprueba los “factores de riesgo”, incluyendo si un coche ha sufrido una manipulación en el cuentakilómetros, si ha sido importado, si se ha utilizado como taxi y mucho más. Esto no necesariamente significa que sea un mal coche, sin embargo, esto influye en el valor del coche y por lo tanto en las decisiones de compra, financiamiento y seguro del vehículo.

Al tratarse de coches de ocasión verifique antes el informe de vehículo CARFAX para tomar la mejor decisión.