¿No tiene sentido utilizar la tecnología para ganar más en las operaciones más habituales? Además, el cliente tecnológico es exigente y busca una experiencia exquisita y la tecnología resulta clave para lograr estos dos objetivos.

¡La tecnología está en todas partes! Cuando usamos nuestro Smartphone o la tableta para leer el correo, localizar un restaurante, revisar nuestras cuentas de Linked In o de Facebook. Forma parte de nuestra vida y no se puede ignorar.

Los bolígrafos, los papeles y la introducción repetitiva de datos no tienen cabida en su taller en los tiempos que corren: hay otra forma de hacer las cosas.

Desde que el nuevo cliente tecnológico pone un pie en su taller, debería disponer de la tecnología para ganarse a ese cliente y retenerle a través de todo el ciclo de posventa. Los clientes demandan cada vez más. Por lo cual, es imprescindible que tengan una experiencia exquisita y la tecnología desempeña un papel fundamental.

 “El tiempo es oro”

Una frase que resume la realidad de cualquier taller actual. Si desea seguir siendo competitivo, necesita sacar el máximo partido a las revisiones. Aunque en sí no encierran mayor complejidad, requieren gran cantidad de acciones y burocracia. Además, tiene sentido buscar la forma de ganar más con las operaciones más habituales como son las revisiones.

En la revisión del vehículo, imagine todo el potencial que tiene usar una tableta para identificar los trabajos que se deben hacer, utilizando campañas y kits que favorecen la venta incremental y asegurando la siguiente cita, lo que aumenta los ratios de venta diferida. Ni que decir tiene, que su cliente disfrutará de una atención al cliente totalmente personalizada y que sitúa a su negocio en el contexto tecnológico actual.

CDK Global Presenta VHC Touch, la app para las revisiones

VHC Touch es una aplicación móvil para tabletas iPad o Android para que sus técnicos efectúen las revisiones de forma sencilla y fluida, actualizando automáticamente la orden de reparación en el DMS a medida que se realiza el trabajo.

Despídase de la escritura manual, de los formularios y de los errores. Los técnicos utilizan la tableta para indicar los trabajos que se deben efectuar en el vehículo y como está sincronizada con el DMS, su técnico puede elaborar de inmediato presupuestos con piezas y precios de mano de obra exactos.

El cliente puede ver el trabajo necesario y tomar una decisión antes de abandonar el concesionario, lo que evita la fuga de clientes a talleres de la competencia. Solo tiene que solicitar al cliente que firme en la pantalla, mediante tecnología de firma electrónica.

En caso de que el cliente no desee realizar el trabajo propuesto de manera inmediata, podrá registrar en el CRM un recordatorio que le permitirá ponerse en contacto de nuevo con él mediante una llamada o correo electrónico y mejorar la tasa de seguimiento rentabilizado.

La tecnología no es solo un medio, supone la ventaja competitiva que permite incrementar los resultados de su negocio.