Los concesionarios clientes pueden introducir de manera sencilla en su terminal, los 17 dígitos del bastidor del vehículo en el cual están interesados en adquirir, y obtener la información necesaria para poder tasar correctamente los coches en su proceso de compra y/o encontrar los que los clientes finales demandan.

CARFAX a través de esta aplicación da soporte instantáneo a los concesionarios que quieren conocer el historial del vehículo de interés y asegurar y proteger sus inversiones de futuras sorpresas.

El acceso a los informes CARFAX es de vital importancia para muchos concesionarios en sus procesos de compra y venta de vehículos de ocasión, especialmente en estos tiempos donde este segmento de mercado está en crecimiento y está siendo el salvavidas de las cuentas de resultados de las concesiones.