En las mesas de debate sobre la Postventa los distintos profesionales centraron el análisis sobre una postventa que es cada vez más plural y en la que se tiende al reposicionamiento de los distintos proveedores, la problemática que existe entre las aseguradoras y los talleres, así como la responsabilidad social empresarial en las empresas de postventa.

Los ponentes coincidieron en que hay que tener presentes los fenómenos globales “pero ser expertos en lo local porque la venta de vehículos es de proximidad”, explicaba Don Miguel Aguilar, consejero delegado del IEA. Para ello, apuntó que es necesario un análisis sofisticado de lo que pueda dar de sí el mercado, del parque de automóviles así como de las características socio-económicas de los actuales y potenciales clientes de la zona de actuación. De este modo, se conseguirá discriminar o incluir inversiones y decidir cómo compensar pérdidas.

“La confianza es lo que más pesa en el momento de elegir una red de talleres”, señalaba Don José Luis Gata, Product Manager de Audatex, por lo que “el vendedor de V.O. tiene que saber las necesidades del cliente y darle el vehículo que se ajuste a ellas y con los costes justos que necesite”.