Reposicionamientos de los diferentes actores, talleres y aseguradoras , seguridad víal y medio ambiente, entre otros muchos contenidos que estamos valorando.

Desbrozado conceptualmente el territorio boscoso de la Postventa, que hemos dado en llamar la posventa plural, complejo por lo diverso, estamos valorando tres conceptos que pueden estructurar las mesas de debate:

La posventa plural… Y reposicionamientos, en medio de la crisis económica, de los distintos operadores tras la entrada en vigor del Reglamento “Almunia”.

La idea, responder a algunas preguntas que clarifiquen qué está pasando realmente en el mercado del aftermarket español. ¿Cómo se están reposicionando los talleres autorizados de marca e independientes tras la liberalización del mercado propiciada por el Reglamento 461/2010? ¿Están teniendo más éxito los primeros al intentar acceder al segmento de vehículos de más de 4 años que antes descuidaban o los segundos al seducir a los dueños de coches en garantía de la marca para hacer los mantenimientos más rentables como cambios de aceite, pastillas o neumáticos? Eso desde el punto de vista de la seducción del automovilista. Pero, desde la mirada del observador profesional: ¿Qué efectos sobre los precios está teniendo la mayor competencia entre canales? ¿Se están produciendo cambios en el ámbito del recambio? ¿Montan más recambio de calidad equivalente los reparadores autorizados de marca? ¿Venden más recambio los concesionarios al taller multimarca? Son algunas de las preguntas que se plantearán en esta mesa.

Talleres y aseguradoras. Ni contigo, ni sin ti. Una relación difícil. Origen y ruptura del Foro de la Automoción (Cetraa, Conepa, Ganvam y Faconauto).

¿Qué sabemos de la relación entre talleres y aseguradoras? ¿En qué medida la guerra de precios entre las segundas por captar pólizas está afectando a la factura que están dispuestas a pagar a los reparadores por los servicios prestados?

Veamos algunos antecedentes. El Foro de la Automoción que integra a las cuatro grandes patronales de talleres (Cetraa, Conepa, Ganvam y Faconauto) y que se creó para hacer frente a la presión de las aseguradoras no atraviesa por sus mejores momentos. La disparidad de criterios en la lucha contra las supuestas prácticas abusivas de las aseguradoras -fundamentalmente en materia de precios/hora, baremos de materiales y tiempos, direccionamiento de clientes, y prescripción de proveedores de recambios-, han roto en dos mitades este lobby. Por un lado, Conepa y Ganvam, partidarias de agotar la vía del diálogo -que algún fruto les ha dado con determinadas compañías de seguros-, y evitar una denuncia ante Defensa de la Competencia que podría tener un cierto efecto «boomerang»en la medida en que cualquier acción concertada de los representantes de un colectivo de empresarios podría ser considerada también contraria al libre mercado. Por otro, Cetraa y Faconauto, convencidas de que la negociación con las aseguradoras no da más de sí y de que Centro Zaragoza (CZ), entidad a la que han denunciado, integrada por 19 compañías aseguradoras y autora de un baremo para la valoración de siniestros, incurre por esta última vía en un supuesto restrictivo del libre mercado. En CZ, por su parte, se agarran a la objetividad científica de su baremo. Y en medio, la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), con un discurso ya conocido: que las negociaciones entre compañías aseguradoras y los talleres son privados e individuales, uno a uno.

El debate está servido.

Tendencias. Seguridad Vial. Medio Ambiente. La responsabilidad social de las empresas de la posventa del automóvil.

Automovilistas, clientes, usuarios y consumidores. Quédense con el término que más les guste. Porque, en definitiva, todos sabemos que nos estamos refiriendo al individuo que decide comprar unos determinados servicios de mantenimiento y reparación. La diferencia entre los vocablos que lo designan estriba en la consideración subjetiva que demos a ese sujeto que contrata el cambio de aceite o la carga de aire acondicionado

Desde el punto de vista de la Orden de Reparación se trata de clientes. A efectos de la prestación de un servicio público reconocido y autorizado por las Administraciones Públicas nos referimos a usuarios. Si pensamos en el movimiento consumerista que cada estío resucita las campañas veraniegas anti-taller la cosa va de consumidores. Pero si invocamos la figura de un conductor al que ocupa y preocupa su vehículo, que dedica tiempo y recursos a su mantenimiento porque está convencido de que redunda en su seguridad y en la de los demás, en la reducción del impacto medioambiental del mismo, estamos hablando de automovilistas.

La Seguridad Vial y el Medio Ambiente devienen en dos elementos de acción social claves para explicar los efectos de la actividad de la posventa del automóvil. ¿De qué estamos hablando? ¿De la responsabilidad de los reparadores a la hora de concienciar al automovilista de la necesidad de llevar el coche a punto? ¿Qué papel juegan las ITV? ¿Y las organizaciones de consumidores o automovilistas? ¿Cuál es la contribución de los sistemas de recogida y gestión de residuos como aceites o neumáticos usados que se generan en el taller?

Tales reflexiones son el punto de partida de la tercera mesa de debate del Foro.